Así vieron los medios, Patronato – Arsenal

PUBLICO OLE DEPORTIVO

Fue la única jugada en la que los hinchas se levantaron de sus asientos: Quiroga metió la cabecita y todos gritaron gol. Si, todos. Pero la explosión quedó atragantada por una mano que nadie sabe como llegó ahí. Fernando Pellegrino se estiró lo más que pudo y le sacó el cabezazo a quemarropa que tenía destino de red. Un gol que no suma en marcador, pero que se gritó en Sarandí. Sí, en la tarde noche de Paraná, el Patrón fue Pellegrino que apareció en el momento más importante.
Patronato intentó desde el primer minuto, pero se encontró con un equipo que fue inteligente y supo anularle los caminos, tapando todas las opciones de pase. Claro, esto hizo que el encuentro se hiciera feo y aburrido, pero poco le importó a Rondina que se trajo al viaducto un empate valioso. Tampoco se hizo mucho problema Forestello, quien sabe que siempre es bueno sumar para quedarse en Primera.

PUBLICO DIARIO POPULAR

El partido se armó como se imaginaba. Con Patronato plantado en campo rival y buscando hacer bien ancha la cancha con Lautaro Comas y Matías Garrido bien abierto sobre las bandas. Y con el visitante manejando un libreto bastante más cauteloso basado en una línea de cuatro mediocampistas más predispuestos a mirar hacia atrás y reforzar a la defensa, que a intentar sumarse al juego que podía generar Miguel Caneo ubicado como enlace o acompañar a un solitario Joaquín Boghossian.
Claro que dentro de este contexto costó mucho ver jugadas claras frente a los arcos. Porque la presión entrerriana se esfumó rápidamente y el juego se trasladó al mediocampo entre fricciones y pelotazos.
Apenas un desborde de Nicolás Bertocchi por izquierda que terminó en un pase bajo al medio que Lautaro Comas tomó a la carrera pero sin convicción y dejó la pelota en las manos de Fernando Pellegrino.
Y, paradójicamente, fue Arsenal el que se las ingenió para armar un ataque peligroso allá por el minuto treinta y cinco. Fue tras un centro cruzado que partió desde la izquierda desde el botín zurdo de Gonzalo Bazán, que el Gigante Boghossian bajó de las alturas y que Federico Lértora no supo cerrar por no tener confianza para darle de zurda.
En el segundo tiempo se mantuvo el ritmo y también las imprecisiones aunque con los cambios los dos entrenadores trataron de cambiar el rumbo de la historia.
El local mandó a la cancha a sus dos Quiroga, Matías y Marcos, y entre ellos armaron una jugada por arriba que el primer malogró dentro del área chica.
Arsenal apostó a Juan Sánchez Sotelo, venia dulce por meterle dos goles a Banfield, pero muy tarde como para contar con una jugada de gol que recién se le dio al visitante en el minuto noventa pero en los pies de Mariano Barbieri.

PUBLICO TELAM

Patronato de Paraná y Arsenal de Sarandí empataron 0-0 en el estadio Bartolomé Grella, en un partido con poco fútbol, correspondiente a la tercera fecha de la zona 1 del Torneo de Transición de Primera División.
El ‘Rojinegro’, que venía de igualar 2-2 con San Lorenzo y perder 2-3 ante Gimnasia de La Plata, no pudo en el último pase y desperdició algunas chances de gol, frente a un Arsenal, que perdió en la primera fecha ante Colón (1-2) y ganó 3-1 frente a Banfield, que dominó la pelota por momentos sin poder concretar las jugadas.
El comienzo de la tarde-noche presentó un partido desprolijo y cortado continuamente con faltas por ambos lados. Los de Sarandí se mostraron dominadores del balón, mientras que Patronato esperaba algún descuido para atacar.
El equipo visitante comenzó las jugadas por el sector derecho para cambiar de frente y atacar por la izquierda, en un campo de juego muy dañado por la fuerte tormenta que azotó la capital entrerriana durante la madrugada
Cuando el ‘Patrón’ consiguió el balón, creció hasta la mitad de la cancha y desde ahí apostó sin éxito al pelotazo, mientras que el ‘Arse’, siempre por el sector izquierdo, asomó en varias oportunidades al arco que defendía Sebastián Bértoli.
A través de triangulaciones con Caneo, Bazán y Boghossian, y con proyecciones de Corvalán, Arsenal intentó abrir el marcador y tuvo la chance en los pies de su delantero uruguayo antes de los 20 minutos, que definió por encima del travesaño.
A los 30 minutos, Patronato logró avanzar con la pelota en su poder aprovechando algunos espacios que surgían tras avances de Arsenal, pero desperdiciaron las jugadas de gol.
Desconexiones, pases largos sin destino, imprecisiones en la mitad de la cancha, desorientación en los delanteros y pelotazos como salida marcaron un primer tiempo que se esfumó con muchas interrupciones y poco fútbol.
El segundo tiempo arrancó con la misma imagen que el primero, aunque Patronato tomó la iniciativa y pudo controlar el juego en un césped rápido.
Pasados los 10 minutos, el equipo paranaense recuperó el balón en la mitad, donde se mostraba dominador, desplegó a Garré que incursionó hasta tres cuartos de cancha, tiró el centro y en el punto de penal Telechea cabeceó cerca del ángulo derecho.
A pesar de la mejoría en la claridad de los pases por parte del equipo local, quien más protagonismo tuvo era el árbitro Nicolás Lamolina, que a cada minuto cobró faltas de ambos equipos y demostraba que la jornada seguía cortada y con poco despliegue.
Arsenal, que se quedó quieto en su campo, mantuvo la presión en la delantera y sumó gente allí con el ingreso de Sánchez Sotelo, ex Patronato, aunque no generó oportunidades, salvo de pelota parada.
El DT del local, Rubén Forestello, aprovechó el momento encendido de su mediocampo y la caída del equipo visitante, y cambió su formación, que pasó de tener un solo delantero a formar un tridente con Fernando Telechea, Matías Quiroga y Leonardo Acosta. Pero nada se alteró.

PUBLICO INFOBAE

Si bien los equipos están haciendo sus primeras armas en el Campeonato de Primera División, hay algunos que no tienen demasiado margen para el error y deben sumar lo más que puedan para no terminar con la soga al cuello. Uno de ellos es Patronato, quien aún no conoce el sabor de la victoria, y recibía a un Arsenal en busca de la regularidad.
Sin embargo, las necesidades de ambos no se vieron reflejadas en el campo de juego. Es que los elencos protagonizaron un chato encuentro en el que apenas llegaron una vez por bando al arco rival en la etapa inicial.
La reanudación del juego no fue muy distinta, hasta que se dieron cuenta que los minutos corrían y el encuentro se esfumaba. Fue recién sobre el tramo final cuando se animaron a arriesgar y pusieron el pie en el acelerador. El Patrón fue quien se mostró con algo más de decisión, pero se topó con un atento Fernando Pellegrino que resguardó de gran manera su valla.
Así, ninguno pudo quebrar un 0-0 que terminó reflejando tal cual lo sucedido. El elenco local sigue sin ganar y quedó hundido en el único puesto de pérdida de la categoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s