ASI VIERON LOS MEDIOS: ARSENAL V. GIMMNASIA

El reflejo de los medios periodisticos, sobre la victoria de Gimnasia LP sobre Arsenal FC.

Diario Olé

Sirvió para aflojar un poquito ese nudo que se habia instalado en las gargantas despues de la caida en el clasico y la dolorosa partida de un tripero de ley como lo fue, es y será Pedro Troglio. Y tambien para entender que, incluso en las peores condiciones, Gimnasia siempre se las ingenia para volver a ponerse en pie. Como sea, con mas amor propio que futbol, pero ahi esta. Vivito y coleando. Sacándole el invicto de local a Arsenal (llevaba siete sin caer en el viaducto, con seis victoria) y sumando tres puntos que lo acomodan arriba en su zona. Por eso, mérito doble para el Lobo, que mientras intenta reponerse de los golpes mantiene la Yllana encendida…
Ese apellido, por caso, tiene gran parte de la responsabilidad de la victoria. Primero, porque Andrés le puso el pecho al momento y aceptó ocupar interinamente la banca que dejó Pedro. Y segundo, porque de su muñeca llegó lo que parecía imposible: el gol para abrir un partido que tenía más candados que la cárcel de Batán… Sí, el DT supo leer el trámite y no bien comenzó el ST mandó a la cancha a Lorenzo Faravelli, el mismo que en cinco minutos le dio aire futbolistico y encontró la llave del gol, lindo gol… Derechazo bárbaro que se incrustó en el ángulo izquierdo de Pellegrino. Y, en definitiva, el grito de Gimnasia fue merecido.
Sucede que Arsenal fue un manojo de desaciertos: movió la pelota de un lado a otro, pero de profundidad ni hablar. Barbieri, de a ratos, fue el único revulsivo de un equipo que podía ser líder y que jugó con las dudas que suele tener un team que pelea en el fondo. Nunca terminó las jugadas y así quedó descompensado en cada contra que gestó Gimnasiaa, que en el PT avisó varias veces con remates desde afuera.
Hasta que en el inicio del complemento llegó esa claridad desde el banco para festejar en las buenas y en las malas. Porque el Lobo siempre está…

DIARIO UNO

Impidiéndole a su adversario llegar a la cima del grupo e igualando su puntaje, Gimnasia y Esgrima de La Plata derrotó a Arsenal de Sarandí por 1 a 0 al cabo de un discreto encuentro disputado este viernes en el estadio “Julio Humberto Grondona”, por la octava jornada de la Zona 1 del torneo de Primera División.
Lorenzo Faravelli anotó el único tanto del partido a los 5 minutos del complemento. Algo alejado del antiguo dispositivo táctico de Pedro Troglio, Gimnasia arrancó jugando con mayores ambiciones ofensivas en Sarandí.
Con Rinaudo como eje y a través de la peligrosidad de Medina, el visitante se insinuó algo más profundo saliendo rápido una vez que conseguía el balón aunque las pocas veces que merodeó la zona del golero Pellegrino no fue eficaz y chocó contra el buen desempeño del zaguero Curado.
A todo esto el elenco del Viaducto nunca llevó la iniciativa y solo mediante alguna corrida del veloz Barbieri comprometió a los platenses. El primer período se fue consumiendo en la más absoluta intrascendencia ya que ninguno de los dos supo imponer condiciones dentro de un trámite por demás anodino.
La excelente definición del ingresado Faravelli (de buena labor) apenas iniciado el complemento a través de un remate desde fuera del área y tras quitarle el disparo a su compañero Noble, le dio un pequeño tinte de justicia a un trámite con una ligera preeminencia “tripera”.
Un local que estuvo a años luz de refrendar en el rectángulo de juego su condición de aspirante a pelear los puestos de avanzada, casi recibe el golpe de gracia a los 15 minutos después que Castillón le enviara un buscapié a Bou, que éste no llegó a conectar por pocos centímetros.
Promediando la etapa el dueño de casa insinuó algún atisbo de reacción pese a que solamente llegó a través de un cabezazo de Sánchez Sotelo que Bologna desvió al tiro de esquina a los 25 minutos. Los avances del local fueron demasiados confusos y tanta falta de sorpresa no hizo más que convertir en figura a Oreja y potenciar la faena de Rinaudo, a la postre el más destacado de la cancha. Demasiado poco como para justificar una eventual igualdad.
Si bien Gimnasia no disputó un partido descollante se lo vio recompuesto después del duro traspié ante Estudiantes que provocó el alejamiento de su entrenador quedando a la espera que su convulsionada dirigencia seleccione a su reemplazante a sabiendas que el interino Yllana en primera instancia declinó la propuesta de quedarse hasta el final del campeonato.

DIARIO CHACO

Gimnasia y Esgrima La Plata regresó hoy a la senda del triunfo luego de tres partidos para el olvido, al imponerse a Arsenal 1-0 en Sarandí, en el marco de la octava fecha del torneo de Primera División.
El gol lo hizo Lorenzo Faravelli a los 5 minutos del segundo tiempo.
Una victoria hubiera propulsado a Arsenal hasta la cima de la Zona 1, mientras que Gimnasia buscaba recuperarse de otro clásico platense malogrado y el alejamiento del entrenador Pedro Troglio.
En la fecha última, el equipo del Viaducto había superado a San Lorenzo de Almagro 2-0 fuera de casa, en tanto El Lobo venía de caer ante Estudiantes de La Plata 3-0 en condición de visitante.
Para colmo, además de la goleada, Gimnasia sufrió las repercusiones de una pelea entre dirigentes y jugadores de la reserva, que tuvo lugar en uno de los palcos del Estadio Ciudad de La Plata.
Así y todo, bajo la dirección interina de Andrés Yllana, El Lobo salió al campo de juego del Julio Humberto Grondona con la esperanza de reivindicarse ante uno de los animadores del certamen.
Arsenal manejó la pelota en mayor medida, pero a lo largo del primer tiempo fue Gimnasia el que una y otra vez llegaba con peligro, hasta que a los cinco minutos del segundo período Matías Noble dominó el balón al borde del área y Faravelli apareció para rematar de prepo y clavarla en el ángulo izquierdo.
Gimnasia generó la ocasión más propicia para ampliar la diferencia a los 15, cuando Facundo Castillón se escapó de contraataque y dejó sin chances al arquero con un pase para Walter Bou, quien no consiguió alcanzar el balón.
Con el correr de los minutos, el visitante retrocedió cada vez más y sufrió el tramo final, en el que Arsenal fue a la carga con todo lo que tenía.
Estuvo cerca del empate a los 25, mediante un centro de Germán Ferreyra y un cabezazo de Juan Sánchez Sotelo que Enrique Bologna desvió al córner.
Y a los 41 tuvo la oportunidad Ramiro Carrera, tras una habilitación de Federico Lértora, pero su disparo pasó nada más que cerca del palo derecho, de cara al gol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s