El injusto reparto del FPT

Publico Cancha Llena

Ayer en la AFA, los asambleístas aprobaron en su mayoría la nueva distribución de los 761 millones de pesos que aportará el Estado desde el Fútbol Para Todos. Algunos clubes manifestaron su malestar por este reparto, por el que consideran que fueron perjudicados.

Rosario Central, uno de los equipos de mayor protagonismo en el último año del fútbol argentino, fue el que alzó la voz. “No respeta los criterios objetivos y no tiene coherencia ni ecuanimidad. Pedimos un compromiso para que nos digan que este sistema va a cambiar después de junio”, sostuvo el vicepresidente Luciano Cefaratti.

El conjunto rosarino es uno de los 24 equipos que recibirá $3.785.967 por mes por la televisación de los partidos. Por encima de ellos están Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez, que tendrán una suma de $5.081.103 cada mes y por arriba de todos ellos, River y Boca con $6.663.874, también mes a mes.

12809565_10153907060377789_7395094547636106513_n

El ajuste llegó a Futbol para todos…

futbol_para_todos_0_1.jpg

El Estado Nacional sigue “ajustando” la pauta del FPT, y ahora, como contrapartida, aparte de hacerse cargo de los operativos policiales y de seguridad, irá descontando la deuda que los clubes tienen con el Estado, pero además, aportará casi la mitad de lo que daba, por el proximo torneo.
No esta muy claro como seguirá  el FPT, si volverá a ser licitado, si volverá al cable pago, si será un sistema mixto.
Por lo pronto, reproducimos el articulo publicado por Diario Popular.

Publico Diario Popular

Apenas dos semanas duró la euforia de los dirigentes por la noticia de que el Estado se haría cargo del costo de los operativos policiales y hasta renunciaron al beneplácito con que contaban el plan de pagos a 10 años para devolver los adelantos y créditos que la AFA les brindó en el último tiempo y que tiene en rojo la caja de la asociación.

Es que ayer el secretario general Daniel Angelici comunicó los alcances del acta acuerdo firmada con el Gobierno nacional y cambió el concepto de responsabilidad para los operativos. A la hora transferir el dinero correspondiente por el Fútbol Para Todos (FPT) la secretaría general de la Casa Rosada aplicará un descuento correspondiente a los gastos por efectivos policiales en las canchas.

Pero la resta no termina allí, porque cuando la Tesorería emita los cheques correspondientes para cada club, además de la deducción mencionada también estará contemplada la de la devolución de deuda interna, hoy estipulada en una quita del 30%, como máximo.

Para un club con poca deuda o nula –raras avis del fútbol local-, el impacto no será importante aunque para aquellos con morosidad millonaria, el dinero que le corresponderá a partir del mes próximo será menos del esperado y seguramente desequilibre el presupuesto previsto para el primer semestre de 2016.

Un operativo promedio puede tener un costo de 250 mil pesos y por lo general, por la alternancia de la localía, un club debe pagar dos mensuales que suman medio millón de pesos.

Para graficarlo mejor: Quilmes, uno de los clubes más comprometidos en cuanto a la deuda con la AFA (unos 70 millones en rojo, con números actualizados a junio 2015), tiene que devolver esa cifra en 10 años. Es decir que anualmente, tendrá achicar 7 millones con retenciones en los cheques por derechos de televisación, que prorrateados mensualmente representan –en números redondos- unos 600 mil pesos.

Está previsto que este año el club centenario perciba 2,9 millones de pesos mensuales, de manera que para saldar la deuda total a 2026 el plan de desendeudamiento comprometerá un 10 por ciento (-600 mil) de la cuota mensual que perciba en ese lapso. Si se le resta además el medio millón de Seguridad, la quita será del 1,1 millones de manera que al Cervecero le quedarán 1,8 millones de pesos.

Millón más, millón menos, para Argentinos y Banfield, que tienen costos de Seguridad similares y deudas parecidas, el descuento final los dejará en la misma posición. Lo que sigue igualando a todos, más allá de los montos de las deudas, es que el plan de desendeudamiento es sin interés.

Es decir, a cualquier mortal –un hincha de fútbol, por ejemplo- que no pague su tarjeta de crédito, el banco emisor le aplica tasas de más del 50 por ciento. En cambio, los clubes que deben millones –Independiente supera los 100 – devuelven sin incrementos y a 10 años. Está claro que el fútbol es para todos; las tasas de interés, no.